¡Bienvenidos a nuestra tienda online!
Close
1 Avenida 6-42 Colonia Monserrat 1 Zona 4 de Mixco Guatemala, 01057
Lunes a Viernes de 9am - 5pm
Jugando con el Laboratorio Matemático

Sin duda alguna todos hemos pensado…

Si me hubieran enseñado matemáticas así.”

Como padres y educadores probablemente aprendimos matemáticas repitiendo tablas y aprendiendo de memoria procesos, que a veces no entendíamos del todo. 

Mi intención como madre y educadora es acompañar a los menores en su aprendizaje y brindarles las herramientas necesarias para que ellos puedan experimentar por sí mismos. Quiero que su vivencia sea el punto de partida para su aprendizaje y no mi experiencia previa que en muchos casos podría estar sesgada. Siempre estoy buscando nuevas estrategias y herramientas divertidas para el aprendizaje, así que hoy les contaré nuestra experiencia con el Num Lab

El aprendizaje de las matemáticas es un Universo que involucra más que solo números. Podemos iniciar enseñándole a los niños diversos conceptos básicos de clasificación, seriación, patrones, conjuntos, etc. Para esto, el Num Lab puede usarse de diferentes maneras divertidas. Sin decirle directamente al niño o niña “Vamos a aprender este concepto”, podemos introducir conceptos básicos usando los tubos de ensayo y clasificando las moléculas por color. Luego podemos asignarles el valor de unidades,  decenas y centenas según el color de las mismas y enseguida iniciamos el juego… “Imaginemos que estamos en un laboratorio y estas moléculas son para…” deja que tu hijo complete con su imaginación y verás que pasaran horas muy divertidas. 

El aprendizaje de las matemáticas debe ser natural y no impuesto. Jugando y transmitiendo confianza se logra que el alumno/hijo crea en su propia capacidad, ya que no podemos dejar de lado que todo aprendizaje conlleva un componente emocional. La experimentación permite que el niño descubra y aprenda por sí mismo, es por ello que mi propuesta al entregar un juguete nuevo a mi hija es que ella sola investigue la manera de usarlo. Aunque esta  experiencia la conduce hacia un pensamiento lógico, es necesario siempre el acompañamiento y la guía para formular preguntas. En nuestra aventura con el Num Lab, su primera impresión fue tomar el lápiz e iniciar a sacar las moléculas de los tubos de ensayo y aprovechamos para trabajar los conceptos de lleno y vacío. Luego, las empezó a clasificar por color y desde ese momento ya estábamos aprendiendo, estábamos desarrollando destrezas, habilidades y conceptos  matemáticos. 

El NumLab permite también la práctica de sumas y restas con objetos, lo cual es genial, ya que a nivel cerebral los niños necesitan material concreto para poder entender dichos temas. Los seres humanos aprendemos haciendo, así que los juguetes y materiales manipulativos son un excelente medio para aprender matemáticas. 

Poder borrar fácilmente el tablero, permite que el famoso “error” pueda ser visto como una oportunidad de mejora y no como un señalamiento para el niño; esto le dará confianza en sí mismo y podrá saber que si no lo logró a la primera  oportunidad tener éxito, con la práctica, en algún momento lo logrará.

El Num Lab es un material que ayuda a generar conceptos y a consolidar los conocimientos que ya se tienen. Su fácil manipulación, tamaño y versatilidad de actividades hacen de este divertido recurso un juguete educativo genial para el aprendizaje de conceptos matemáticos. 

Y tú,  ¿Qué recursos utilizas para enseñarle a los más pequeños matemáticas?

¿Te gustó este artículo? Apoya a la autora visitando su perfil:
Play, Learn and Share

Agregar Comentario

Tu dirección de Email no será publicada. Campos requeridos están marcados con *